Una vez que el teletrabajo se ha convertido en una realidad en nuestro país, donde actualmente el 22% de empleados puede desarrollar su actividad laboral cotidiana acogiéndose a esta modalidad, llega un nuevo reto para empleado y empresa: mantener la productividad en los equipos de trabajo, de forma que los resultados no se resientan. Algunos aspectos básicos que considerar a la hora de gestionar el teletrabajo de forma eficiente con un equipo son:

Marcar deadlines: la diferencia del teletrabajo con respecto a la modalidad presencial es que en esta última modalidad el responsable puede tener un control más cercano de las labores de cada miembro del equipo. A distancia, es más complicado y, por eso, es necesario marcar tanto fechas de entrega de trabajo como diferentes puntos de puesta en común o seguimiento del proyecto. De esta forma, nos aseguraremos de que el proyecto estará terminado en la fecha y sigue el proceso adecuado.

Humanizar la situación: una de las principales ventajas que los trabajadores encuentran en desarrollar sus labores desde casa es que no tienen distracciones y pueden ser más productivos. No obstante, esta situación puede llevarnos a ser incapaces de relativizar y compartir situaciones, dudas o conflictos con los de alrededor. Por eso, como responsable de equipo, es crucial no perder el contacto con las personas, fomentar las videollamadas, las reuniones telemáticas cada pocos días para, entre otras finalidades, fomentar el espíritu de equipo y seguir ‘poniendo cara’ a las personas y sus preocupaciones.

Reorganización del trabajo: puede ocurrir que, en situaciones especiales de teletrabajo, como la que vivimos en la actualidad, haya gente con una carga de trabajo especialmente elevada, y otros con más tiempo libre. Estar en contacto con cada persona del equipo para procurar que la carga de trabajo sea equitativa es fundamental, implicaremos a todo el equipo, aseguraremos la calidad del trabajo y llegaremos a las fechas de entrega.

Responsabilidad individual: el teletrabajo suele poner de manifiesto uno de los pilares básicos del trabajo en equipo: la importancia del individuo para que todo funcione. Como empresa y como líderes, debemos ser capaces de transmitir a cada miembro de la plantilla la importancia de la responsabilidad individual en la cadena de trabajo de toda empresa. La autoorganización, la comunicación y la empatía son claves para que el individuo encaje a la perfección en el equipo.

Comunicación: como en todas las situaciones, la comunicación es clave para mantener la normalidad cuando aplicamos el teletrabajo. Marcar objetivos, establecer proyectos o clientes prioritarios o compartir opiniones deben ser acciones cotidianas en la modalidad de teletrabajo. Trabajar en solitario puede hacer que perdamos la perspectiva del tiempo que invertimos en un cliente o de la importancia que le demos a cada trabajo, de ahí que comunicarse periódicamente con el equipo sea clave.

Con todo, los expertos de Nexian  aseguran que productividad y teletrabajo van de la mano, por lo que, con las técnicas proporcionadas, se convertirá, seguro, en una alianza de éxito para el tejido empresarial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies