La mejora de la productividad es una de las grandes obsesiones dentro de las empresas, normalmente asociada a un incremento en la rentabilidad de las compañías. Y en la mayor parte de los casos, la presión para esa mejora de la productividad recae de forma casi exclusiva en el empleado.

¿Están las empresas haciendo el proceso correctamente? La respuesta es no, o al menos no del todo. Según los expertos de Nexian, está claro que en la consecución de objetivos, la resolución de situaciones delicadas y el desarrollo de productos y soluciones para la empresa, el empleado tiene una labor clave. Sin embargo, en esa productividad de los empleados, las propias empresas tienen una gran responsabilidad a la que, en muchos casos, no se otorga la suficiente importancia.

Para determinar esa responsabilidad, las compañías deben preguntarse si ofrecen a los empleados los medios adecuados para realizar su trabajo y si estos son lo suficientemente eficientes para realizarlo en los tiempos requeridos por los procesos productivos de la compañía.

Para ello debemos realizar un análisis de procesos, estableciendo cuáles son los procesos que conforman el día a día de la empresa y sometiéndolos a análisis en busca de mejoras para después observar los resultados.

Otro de los factores en mano de las empresas es el análisis de desempeño, es decir, la evaluación por parte de la empresa de la correspondencia entre las funciones de un empleado y sus habilidades.

Una correspondencia entre ambos factores puede acabar repercutiendo en la productividad de un empleado, ya que un empleado al que le gusta su trabajo y que se siente realizado es más productivo y está más comprometido con la empresa.

Es un error que la responsabilidad de la productividad recaiga exclusivamente sobre el empleado, cuando la empresa debe ser quien allane el terreno logístico y emocional para que ello ocurra. “Las empresas son responsables de poner todos los medios a disposición del trabajador. Desde las herramientas y soluciones que le faciliten la labor como la comprensión y motivación para que sienta conectado emocionalmente con su labor”.

“Para que todos los engranajes de una compañía funcionen, la responsabilidad debe recaer sobre todas las partes sin excepción”, aseguran los expertos de Nexian

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies