El mercado laboral lleva años en constante cambio, surgiendo nuevas necesidades en las empresas que se convierten en nuevos requisitos para los candidatos. La inteligencia emocional se ha convertido en una de esas capacidades más demandadas en los trabajadores que, previsiblemente, irá al alza en los próximos años.

Según nuestros expertos de Selección, “durante mucho tiempo coeficiente intelectual e inteligencia emocional fueron antónimos; sentir versus pensar”. No obstante, “se trata de un concepto clásico que hemos superado, de forma que la inteligencia emocional va ganando peso como cualidad en los procesos de selección”.

¿Cómo se aplica la inteligencia emocional a los equipos de trabajo?

Los expertos de Nexian aseguran que una persona inteligente emocionalmente es “polivalente, proactiva, con capacidad de marcarse objetivos, solvente para enfrentarse a las dificultades, que tiene control sobre sus emociones y que cuenta con una autoestima adecuada”.

Se trata, además, de una característica que “no va necesariamente asociada a una profesión o sector ya que afecta igualmente a un economista, a un biólogo o a cualquier profesional que se relacione con otras personas en su día a día”.

Inteligencia emocional, ¿se nace o se hace?

Los profesionales del ámbito de formación de Nexian aseguran que se trata de “competencias soft que vamos introduciendo paulatinamente en el mundo académico debido a una demanda progresiva por parte de las empresas”

Señalan que la tendencia es que “el ámbito social, académico y laboral sean una proyección de la esencia de la persona, ya que se trata no sólo de una cualidad demandada profesionalmente sino también de un proceso de maduración y conocimiento interior de la propia persona”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies