Las empresas españolas son cada vez más conscientes de la importancia de encontrar y retener talento para mejorar sus niveles de productividad y sus cuentas de resultados. De ahí que sean muchas las empresas que ya están recurriendo al mentoring o, lo que es lo mismo, a la fórmula por la que un profesional con experiencia guía, ayuda y enseña a otro menos experimentado permitiendo que ambos mejoren su rendimiento.

Nexian, la primera red nacional de agencias de Recursos Humanos con servicios y soluciones para todo tipo de empresas y organizaciones, sostiene que “el mentoring no sólo aporta múltiples beneficios al profesional tutelado y al mentor, sino también a la empresa que se beneficia de un traspaso del conocimiento y de un entorno de perfeccionamiento profesional con más motivación, compromiso y satisfacción en el trabajo”. Y todo ello sin costes adicionales.

Beneficios que en el caso del profesional tutelado son muchos. Según explica la directora de Innovación y Personas de Nexian, Alana Rincón, “el mentoring permite que el trabajador que recibe la guía, la ayuda y los consejos de un profesional con más experiencia acorte su curva de aprendizaje y llegue a ser antes productivo y eficaz en su puesto de trabajo, pudiendo así crecer dentro de la empresa. Además, todo ello redunda en que gane seguridad y confianza en sí mismo y se encuentre más feliz y motivado en el trabajo.

Retener el talento

De ser así, se abona el terreno de cultivo para que si esa persona tiene talento lo pueda ejercer en la empresa que le ha dado la oportunidad de desarrollarlo. “Con el mentoring el profesional tutelado no sólo adquiere las habilidades profesionales necesarias, sino que también se apropia de los valores de la empresa, desarrollando un mayor sentido de pertenencia a ella”, matiza la directora de Innovación y Personas de Nexian, Alana Rincón. Un sentido que también desarrolla aquel que desempeña el rol del mentor. Y es que éste pone en práctica su sentido del liderazgo, lo que más adelante le puede servir para escalar puestos dentro de la propia empresa, fomenta sus habilidades profesionales y de supervisión y ve reconocido su buen hacer, con lo que eleva su nivel de autoconfianza y motivación.

Una motivación que se antoja fundamental para que el mentoring tenga éxito. De hecho, la figura del mentor es la clave para que esta fórmula funcione consigo mismo, con la persona a la que va a tutelar y con la empresa en la que ambos trabajan.

Cómo aplicar el mentoring

“El éxito del mentoring depende en gran medida del mentor, por lo que es importante que se seleccione a personas con experiencia, que tengan habilidades de liderazgo, estén comprometidos con su empresa y sepan transmitir sus conocimientos”, sostiene Rincón.

Otra parte importante del éxito del mentoring reside en que la empresa ayude a mentor y tutelado a determinar sus objetivos y supervise el proceso. “El mentoring debe tener unos objetivos claros, centrarse en ciertas áreas y apuntar al desarrollo de determinadas competencias profesionales. También es conveniente estimar el número de horas que se dedicará a cada acción individual”, recuerda la directora de Innovación y Personas de Nexian.

Para la supervisión del proceso de mentoring, Nexian recomienda que desde el departamento de Recursos Humanos de las empresas se establezca un plan de seguimiento semanal o mensual en el que se verifique que la información fluye correctamente entre el mentor y el tutelado, de manera que se pueda corregir cualquier problema. Para ello, no está de más que se soliciten informes de seguimiento para comprobar los avances, los aprendizajes y el grado de satisfacción de las partes implicadas en el mentoring, aunque, eso sí, siempre teniendo en cuenta que dicho proceso es confidencial.

“Es importante supervisar el proceso, pero también lo es dejar que ambas partes, mentor y tutelado, no se sientan vigilados. Si se apuesta por el mentoring también se apuesta por la confianza en los trabajadores y éstos así lo deben notar. Ésa es la mejor forma de que dicho proceso tenga éxito, y con él sea un éxito el resultado que de ese proceso se extrapole a la empresa”, concluye Rincón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies