Hemos superado un proceso de selección compuesto por una o varias entrevistas y, sin embargo, es muy probable que los mayores nervios e inseguridades vengan de la mano del primer día de trabajo.

¿Cómo me presento? ¿Qué digo? ¿Cómo serán los compañeros de trabajo?

A continuación vamos a darte algunos consejos para superar el primer día de trabajo:

-Tranquilidad: Lo más importante es presentarte relajado. La empresa es consciente de que es tu primer día, de que estás nervioso y, lo más importante, ya te ha dado un voto de confianza decidiendo contratarte.

– Puntualidad: Es fundamental no llegar tarde ya que va a dar una pésima imagen de ti. Es más, lo recomendable es acudir con bastante tiempo de antelación para estar, al menos, 15 minutos antes de la hora requerida y para evitar que el desconocimiento de la zona o los problemas para aparcar te hagan pasar un apuro.

– Móvil: Pon tu móvil el silencio o apágalo. El hecho de que te suene el móvil nada más aterrizar en la empresa puede dejar una mala impresión nada más empezar.

– Pregunta: El primer día es uno de esos momentos en los que recibes tanta información que tu mente se satura. Es normal. Y, por eso, no debe darte corte preguntar cualquier duda que tengas. Es más, te hará parecer interesado y que vas comprendiendo lo que te intentan transmitir.

– Sonríe: la primera impresión que causes siempre debe ser la adecuada y una sonrisa hará parecer que tienes una actitud entusiasta ante tu nuevo puesto de trabajo. Además, el primer día en una nueva empresa siempre es un buen motivo para estar feliz.

– Intégrate: No es necesario que intentes impresionar a los demás pero tampoco debes aislarte. Intenta conocer a tus nuevos compañeros, entablar conversaciones normalizadas con ellos y, si es posible, integrarte en sus ambientes de trabajo.

También puedes empezar a localizar los distintos equipos de trabajo, las jerarquías establecidas en la empresa e incluso los roces que existan entre ellos.

– Discurso de presentación: El primer día es el momento de las presentaciones y de que los demás te conozcan. Quizás no estaría mal que pensaras en algunos momentos de tu carrera profesional que quisieras destacar, en aspecto personal que pueda describirte… En definitiva, en algunas frases que no te hagan quedarte en blanco y te ayuden a descongestionar los nervios del primer día ante tus nuevos compañeros y jefes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR