El descontento o el deseo de un mayor progreso son los factores clave que nos impulsan a cambiar de trabajo. A la dificultad de la búsqueda de empleo se une el intento de que en la empresa actual no conozcan nuestro deseo de abandonar nuestro puesto de trabajo.

Por eso, hay una serie de indicaciones que debemos tener en cuenta a la hora de buscar empleo en otra empresa:

-No lo cuentes: Aunque probablemente cuentes con compañeros de confianza en la empresa, es posible que accidentalmente puedan darle pistas sobre tus planes a quien no deba. Lo mejor es no informar a nadie de la oficina.

– Datos personales: A la hora de dar nuestros datos en el CV, aporta siempre los personales. Aunque probablemente sean el teléfono o el correo de empresa los que tenemos disponibles a todas horas, evita dejar ningún tipo de rastro.

– Contacto: si contactan contigo de alguna empresa posiblemente interesada, intenta quedar con ellos para hablar cuando estés fuera de la oficina o en tu tiempo de descanso. De lo contrario, algún responsable podrá escuchar la conversación y comenzar a sospechar.

– Entrevista: Si te citan para una entrevista, intenta que ésta se produzca en horario no laboral. Si decides pedirlo en forma de días libres, solicitar muchos en poco tiempo puede levantar sospechas de tus responsables. Y, si decides mentir, finalmente se acabará descubriendo la verdad y quedarás como mentiroso.

Una de las opciones más directas es pedirle al entrevistador que la entrevista se realice antes o después de tu jornada laboral ya que él tendrá tu CV y sabrá que te encuentras trabajando en ese momento.

-Las empresas a las que optas: es habitual encontrar ofertas de trabajo en las que, en vez de poner el nombre de la empresa,  aparece, por ejemplo, ‘empresa líder en el sector’. Ten cuidado a la hora de solicitar esta clase de empleos ya que podrías estar postulándote como candidato ante tu propia empresa.

– Redes sociales: Es posible que no tengas agregado en tu Facebook a ningún compañero de trabajo pero lo recomendable es no hacer ninguna publicación al respecto de tu búsqueda activa de empleo. Las noticias en redes sociales corren como la pólvora y puede que acabe llegando a oídos de quien no deseas.

La verdadera situación comprometedora se produce en LinkedIn. Tratándose de la red social para búsqueda de empleo, sería el canal adecuado para anunciar nuestra situación de búsqueda, sin embargo, nuestra empresa podría percatarse de ello (recuerda que con una simple búsqueda en Google de tu nombre y apellidos, nuestro perfil podría aparecer sin necesidad de que nosotros sepamos quién nos ha visitado).

Si deseamos mantener en secreto nuestra búsqueda activa de empleo, lo más recomendable es no ponerlo abiertamente en el perfil pero sí participar en foros, grupos, conversaciones… relacionados con nuestro sector para contactar con profesionales que puedan servirnos de ayuda en nuestra búsqueda.

-No precipitarse: Las falsas esperanzas creadas por nosotros mismos o por las empresas pueden conducir a adelantarnos a la hora de anunciar nuestra marcha de la empresa. Siempre debemos esperar a que la oferta se haya hecho en firme.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR