Según Nexian, la primera red nacional de recursos humanos, el 25% de los becarios que realizan prácticas en una empresa, terminan siendo contratados en esa misma compañía, o encontrarán trabajo antes de concluirlas.

Otro dato revelador aportado por la compañía es que, a más del 78,3% de los becarios consultados les gustaría prolongar sus prácticas para adquirir más experiencia, el 57,4% de ellos, incluso si estas no fueran remuneradas.

El verano ofrece, en opinión de David Monge, director general de Nexian, “una oportunidad inmejorable para tomar contacto con el entorno laboral, algo totalmente desconocido para la mayor parte de los estudiantes, y ver desde dentro el funcionamiento de una empresa”.

La habitual caída en la carga de trabajo de estos meses, facilita en gran medida la posibilidad de tener un mayor acompañamiento en las tareas encargadas. Además, al estar parte del equipo disfrutando de sus vacaciones, surgen más oportunidades de enfrentarse a situaciones reales.

Sin embargo, la falta de experiencia en este terreno, dificulta en muchos casos el salto de becario a empleado. Por este motivo, la compañía de RRHH Nexian, ha recogido las 6 Claves para sacar el mayor partido a unas prácticas de verano.

Mete la cabeza, y la nariz. “Es tu oportunidad, exprime la experiencia” afirma el experto de Nexian. Aprovecha la ocasión para ofrecerte a ayudar en todo momento. Sé observador y pide que te expliquen todo aquello que no comprendes. Muestra tu capacidad de implicación, tu disponibilidad y tu interés por realizar correctamente el trabajo. Y recuerda, muchos empresarios prefieren ofrecer una oportunidad a un becario, antes que contratar a un trabajador desconocido.

Inicia tu red de contactos. El becario suele ser un perfil muy bien acogido entre la plantilla estable y, una primera red de contactos, resultará de enorme interés para su futuro profesional. “Una cuarta parte de los becarios que entran en una empresa son invitados a continuar en la misma si su desarrollo e interés han sido positivos”, añade Monge.

Aprende qué hacer y qué no debes hacer en un trabajo. Esta es una cuestión fundamental para la adaptación y la evolución dentro del mercado de trabajo. Aprende rápido a relacionarte tanto con los colegas de equipo como con un superior, aprende a hacer propuestas o sugerencias. Y, en este sentido, el respecto es mejor arma que existe. Dentro de este proceso de aprendizaje, es normal que existan críticas o correcciones que a veces no gusta oír. Asúmelas positivamente y trata de que no se vuelvas a repetir.

Presente y futuro. Las prácticas son el primer paso en una carrera profesional y son clave para ayudar a conocer la responsabilidad real que supone pertenecer a un equipo de trabajo. Superado esta etapa, será mucho más sencillo recibir una primera oferta de empleo. Por este motivo, recomiendan en Nexian, no dejes de acumular experiencia, y a la vez de mirar al futuro. Especialmente si descubres posibilidades de quedarte después de la beca.

Sé realista. El becario queda eximido de gran parte de las responsabilidades. Pero, por el contrario, es el destinatario habitual de algunas tareas poco gratificantes. Acéptalas con proactividad, con respeto y entendiendo que todas las labores son un paso más dentro de un proceso de trabajo.

Completar tu currículum. Esta experiencia permitirá aplicar los conocimientos adquiridos, desarrollar sus competencias y será un valor diferencial frente a otros muchos CV similares, que puede ser muy valiosa a la hora de encontrar una vacante laboral.

Las prácticas laborales, afirman los expertos de selección de Nexian, son una etapa intermedia entre la formación teórica y un empleo real.  Y adicionalmente es un perfecto trampolín desde el que dar el salto a un primer contrato laboral.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies